Enter your keyword

MEDIDAS DE APOYO PARA AUTÓNOMOS RD 24/2020

MEDIDAS DE APOYO PARA AUTÓNOMOS RD 24/2020

MEDIDAS DE APOYO PARA AUTÓNOMOS RD 24/2020

El pasado 27 de junio de 2020 se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 24/2020, de 26 de junio, de medidas sociales de reactivación del empleo y protección del trabajo autónomo y de competitividad del sector industrial, mediante el cual se aprueban, entre otras, una serie de medidas de apoyo a los trabajadores autónomos.

Entre estas medidas se encuentra la exención en la cotización a favor de los trabajadores autónomos que hayan percibido la prestación extraordinaria:

Desde el 1 de julio aquellos autónomos que vinieran percibiendo el 30 de junio la prestación extraordinaria por cese de actividad tendrán derecho a una exención de sus cotizaciones a la Seguridad Social y formación profesional con las siguientes cuantías:

  • 100% de las cotizaciones correspondientes al mes de julio.
  • 50% de las cotizaciones correspondientes al mes de agosto.
  • 25% de las cotizaciones correspondientes al mes de septiembre.

Cese de actividad para trabajadores autónomos RETA y del Mar, contando con las siguientes características:

Requisitos:

  • Estar de alta en Seguridad Social.
  • Estar percibiendo PECATA a fecha 30/06/2020.
  • Tener una pérdida en la facturación en el tercer trimestre del año (julio-agosto-septiembre) del 75% respecto al mismo periodo de 2019 (julio-agosto-septiembre). No tienen que esperar a verificar si cumplen esto, vale con que lo estimen. Antes del 31 de agosto, si ven que no lo van a cumplir, pueden renunciar a la prestación y devolver voluntariamente todo lo cobrado.
  • No superar unos rendimientos netos de 5.818,75 euros en el trimestre de referencia. Para determinar el derecho a la prestación mensual se prorratearán los rendimientos netos del trimestre, no pudiendo exceder de 1.939,58 euros mensuales.
  • Deben tener carencia para el CATA, explicado en el art. 338 del RD 08/2015, de 30 de octubre (LGSS), es decir, 12 meses cotizados continuados previos al hecho causante.
  • Hallarse al corriente de pago en las cuotas de la Seguridad Social. Si no, se le invitará al pago, teniendo un plazo de 30 días naturales para ponerse al corriente. De hacerlo pasado ese plazo se le podrá reconocer con la minoración del 20%.
  • Cuando tengan trabajadores a su cargo, deben cumplir con sus obligaciones con la Seguridad Social aportando una declaración responsable.
  • No cumplir los requisitos para optar a la pensión de jubilación.
  • Si tuviera que cesar la actividad antes del 30/09/2020, el cumplimiento de requisitos sobre las pérdidas se hará de manera proporcional a la duración de la actividad, teniendo en cuenta que el mes que cesen se tomará entero.

Cuantía:

70% del promedio de la base de cotización de los últimos 12 meses anteriores a la prestación. Aparte, la mutua abonará junto con la prestación el importe de la cotización a la contingencia común que le hubiera correspondido ingresar de no realizar actividad alguna.

Duración:

Hasta el 30/09/2020. A partir de esa fecha, solo podrán percibirla los que estén en situación legal de cese de actividad, es decir que hayan cerrado el negocio y haberse dado de baja en seguridad social y cumplan los requisitos igual que para un CATA ordinario (art. 330 de la LGSS).

Plazo para solicitarla y efectos del mismo:

Si se solicita antes el 15/07/2020 tendrá efectos desde el 01/07/2020. Después de esa fecha tendrá efectos desde el día siguiente a la solicitud. Se regularizarán a partir del 31/01/2021.

Incompatibilidad:

Es incompatible con la exención de cuotas prevista en este mismo Real Decreto para el resto de autónomos que están desarrollando su actividad con normalidad.

No se menciona otras incompatibilidades, lo que no quiere decir que no las haya o se maticen después. Entendemos que como mínimo será incompatible con aquellas prestaciones de la seguridad social que no sean compatibles con la actividad (IT, desempleo cuenta ajena, jubilación, IP absoluta, maternidad 100% y paternidad 100%).

Comprobación de las pérdidas:

A partir del 21 de octubre las mutuas recabarán la información de Hacienda de los datos tributarios de 2019 y 2020 de aquellos/as trabajadores/as que hayan dado su consentimiento.

Si las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social o el Instituto Social de la Marina no pudieran tener acceso a estos datos, los trabajadores autónomos deberán aportar a la mutua colaboradora en los diez días siguientes a su requerimiento:

  • Copia del modelo 303 de autoliquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), correspondiente a las declaraciones del segundo y tercer trimestres de los años 2019 y 2020.
  • Copia del modelo 130 correspondiente a la autoliquidación en pago fraccionado del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) del segundo y tercer trimestres de los años 2019 y 2020 a los efectos de poder determinar lo que corresponde al tercer y cuarto trimestre de esos años.
  • Los trabajadores autónomos que tributen en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por estimación objetiva (modelo 131) deberán aportar la documentación necesaria o cualquier otro medio de prueba que sirva para acreditar los ingresos exigidos en este precepto.

Tras las comprobaciones, se procederá a reclamar las prestaciones percibidas por aquellos trabajadores autónomos que superen los límites de ingresos establecidos, o que no acrediten una reducción en la facturación durante el tercer trimestre del año 2020 de al menos el 75% en relación con el mismo periodo del año 2019.

La entidad competente para la reclamación fijara la fecha de ingreso de las cantidades reclamadas que deberán hacerse sin intereses o recargo dentro del plazo que fijen.

Transcurrido el plazo fijado en la resolución que al efecto se dicte, la Tesorería General de la Seguridad Social procederá a reclamar la deuda pendiente, con los recargos e intereses que procedan.

Renuncia

Si consideran que van a superar el umbral de los 5.818,75 euros o no van a dar las pérdidas del 75%, podrán renunciar a la prestación antes del 31 de agosto de 2020 teniendo efecto la renuncia desde el mes siguiente a la misma. Podrán devolver la prestación de forma voluntaria sin esperar a que se les reclame.