Enter your keyword

¿Pueden los socios ejercer su derecho de separación por falta de distribución de dividendos ? Te descubrimos las claves

¿Pueden los socios ejercer su derecho de separación por falta de distribución de dividendos ? Te descubrimos las claves

¿Pueden los socios ejercer su derecho de separación por falta de distribución de dividendos ? Te descubrimos las claves

El pasado 29 de diciembre, el BOE publicó la Ley 11/2018, por el cual modifica el artículo 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital, relativo al derecho de separación del socio en caso de falta de distribución de dividendos, introduciendo cierta claridad al respecto, y esto me da pie para subrayar la importancia de este derecho que en su espíritu el legislador hace un llamamiento a esos socios minoritarios de las sociedades de capital, y que por no tener suficiente peso en las mismas están relegados en un segundo plano en el tema societario y que debido a la falta de distribución de dividendos, tienen una ventana abierta y poder separarse de la sociedad si ésta, a través de la Junta General de Socios no reparte los dividendos suficientes. Los requisitos para ello son:

  1. Que la sociedad lleve constituida más de 5 años
  2. Que el socio haya hecho constar su disconformidad en el Acta de la Junta.
  3. Que la sociedad no haya distribuido durante los últimos cinco años el equivalente al menos del 25% de los beneficios legalmente distribuibles.
  4. Que ejerza el ejercicio del derecho de separación en el plazo de UN MES a contar desde se hubiera celebrado la Junta.

 

Este derecho en las condiciones anteriormente indicadas no surte efectos cuando se trata de sociedades cotizadas, de sociedades anónimas deportivas, cuando se encuentre en concurso o que habiendo salido del concurso haya llegado a un acuerdo de refinanciación con sus acreedores.

Por tanto, mi recomendación para aquellos socios minoritarios que se encuentran descontentos (por las razones que fueran)  y que por desidia dejan las cosas ir, que estén atentos, que hagan reclamaciones a la administración de las convocatorias de Junta, de solicitar la documentación contable, de conocer la evolución económica de la empresa, de poder solicitar si así lo ven conveniente, la posibilidad de una auditoria contable, y en definitiva, que sean curiosos y no dejen que la pereza les venza y se pongan en acción, pues la normativa mercantil en este aspecto es clara y da muchas opciones a todos esos partícipes socios accionistas que tienen aquí una oportunidad de hacer valer sus derechos.