Enter your keyword

OJO, MUCHO CUIDADO. SE MULTIPLICAN LOS CORREOS MALICIOSOS.

OJO, MUCHO CUIDADO. SE MULTIPLICAN LOS CORREOS MALICIOSOS.

OJO, MUCHO CUIDADO. SE MULTIPLICAN LOS CORREOS MALICIOSOS.

Es conocido por todos que siempre han existido delincuentes informáticos. Desde hace décadas empezamos a escuchar la palabra virus haciendo referencia a un programa informático que atacaba nuestro equipo personal y/o profesional. Por eso todos debemos tener un buen antivirus en nuestro PC.

Seguro que alguna vez has escuchado hablar de Malware, Gusanos, Troyanos, Spyware, AdWare, Ransomware, etc. En definitiva, virus buscando siempre la puerta atrás de todo sistema. Pero hoy en día existen dos prácticas maliciosas que hay que prestar especial atención:

  • Phishing o la suplantación de identidad
  • Ransomware o software de secuestro

Son sistemas que roban información personal para cometer delitos. ¿Cómo ocurre?

  1. El usuario recibe normalmente un correo electrónico de alguna persona o entidad conocida, en el correo se solicita que realice alguna acción como cambiar la contraseña de su email, su entidad bancaria, sus datos en la nube, etc.…
  2. El usuario reconoce el correo como “normal”, quizá porque está acostumbrado a recibir correos de ese tipo ya que es usuario de un banco determinado, la AEAT, Correos, etc.. y debido a su confianza al reconocer el correo clica en el enlace, y…
  3. ¡Boom!, una aplicación pirata entra en tu equipo, y en ese momento puede pasar de todo. Puede extraer tus contraseñas, puede borrar tus datos, identificarse en tu banca online, y cualquier practica maliciosa que se te pueda ocurrir.
Ejemplo Real:

En la época actual de confinamiento y teletrabajo estas prácticas se están multiplicando y hay que prestar MUCHA ATENCIÓN.

Se recibe un correo que parece totalmente Oficial, pero si te entran dudas por algún motivo, esto es lo que debes hacer:

1. Contrastar la dirección de correo electrónico de quien te lo ha enviado, no el Nombre de quién te lo envía. Esto es FUNDAMENTAL , ya que el nombre no es más que un Alias y no identifica al remitente.

2. Si no es conocido el email del remitente ELIMINAR dicho correo.

3. Si tienes dudas de que sea la dirección correcta del remitente y no sea una suplantación de identidad te aconsejo que lo consultes con alguien que pueda ayudarte. Si tienes mantenimiento informático en la empresa consulta con ellos, incluso con algún compañero quizá pueda ayudarte.

Lo dicho, hay que ver con tranquilidad los correos para no arrepentirse, y ahora más que nunca…

¡VÍSTEME DESPACIO QUE TENGO PRISA!